Matilde Amelong

Uruguay |

Gracias de corazón queridas hermanas capitulares por la alegría y esperanza que nos renueva en la misión de Dios.
Gracias Hna. Anna María Parenzan y hermanas que prestaron su fraterno servicio de gobierno en estos años.
Gracias a Hnas. Anna Caiazza y cada una de las consejeras porque con confianza y fe volvieron a comprometerse con un renovado SÍ en este momento para levantarnos y caminar confiando en la promesa. Cuenten con la oración y lo que nuestro buen Dios nos va regalando en este vivir “PASCUAndo” como es mi experiencia de este tiempo en medio del cáncer. Un cálido abrazo

Matilde Amelong