Comunidad Formativa Bogotá-Orquídeas

Colombia |

Queridas Hermanas Capitulares.

Desde que iniciamos esta experiencia del Espíritu, que en la Congregación lo vivimos como nuestro Pentecostés, las estamos acompañado.
Con las jóvenes en formación hemos aprovechado los recursos de nuestra página para adentrarlas en el Espíritu y Comunión de lo que significa vivir la experiencia del Capítulo General y orar con confianza por ustedes, queridas hermanas, que diseñan el camino de nuestra Congregación en el hoy de nuestra historia.
Junto con nuestras hermanas mayores, en camino hacia la plenitud, hemos recorrido la historia que ellas ya han vivido gracias a otros Capítulos Generales, los cuales ellas asumieron y ayudaron a llevar adelante. Han recordado las Superioras Generales y las Hermanas de los Gobiernos que las han visitado; de manera significativa han contado para ellas lo que significó el proyecto misionero.
Creemos, queridas hermanas, por la fuerza del testimonio que las nuevas generaciones continuaran encarnando en nuestra historia la vida y la misión paulina que el Espíritu recrea y “hace nueva”, así como el beato Alberione tenía la certeza: “vagando con la mente en el futuro, le parecía que en el nuevo siglo personas generosas sentirían cuanto él sentía” (AD 16).
Las acompañamos en éstos días de intenso discernimiento sobre el proceso de elección de las hermanas que llevaran adelante la Congregación en el nuevo sexenio.
Con cariño fraterno sus hermanas:

Wendy, Maribel, Verónica, Fernanda (postulantes) Mariluz y Carmen Alicia.
Comunidad Formativa Bogotá-Orquídeas