4 de octubre información flash

facebooktwitterpinterestmail

El gran don

Hoy, la jornada verdaderamente especial: hemos encontrado a papa Francisco. Un encuentro intensamente emotivo, cada palabra podría correr el riesgo de empobrecerlo. Hemos llegado como hijas deseosas para encontrarnos con un padre y lo hemos encontrado.

De una manera muy simple ha llegado y su primera expresión ha sido de sorpresa: al ver tantos colores, al sentir voces y sonidos que le evocaban lugares y pueblo lejanos. 52 países, también él lo ha repetido: ¡estábamos allí entorno a él llevando con nosotras 52 países… el mundo!

Las palabras que nos ha regalado han sido un verdadero y preciso mandato, dirigido a todas las Hijas de San Pablo, de cada lengua y edad. Fuertes e intensas, como verdaderos sacudones a nuestra conciencia apostólica. Nos ha dicho: «Han nacido de la Palabra». «Lleven el Evangelio con audacia. Se trata de ponerse en camino con empatía hacia todos los pueblos, se trata de poner todas las fuerzas al servicio de la misión, de buscar constantemente caminos de proximidad y de compasión… ¡de compasión! Me interesa esta palabra, quiero subrayarla», ha repetido. «Han nacido para ser misioneras, no se dejen bloquear por el cansancio y la resignación. La resignación es un gusano que entra en el alma y se come el corazón. ¡Coraje! No recurran al “lamentablemente”. Largo es el camino que han hecho y largo es el camino que queda por recorrer. ¡Nútranse de la Palabra, vayan adelante, arriésguense! Busquen caminos para anunciar la Palabra con la fantasía de la comunicación. ¡No hay tiempo que perder!».

¿Qué decir? ¿Qué agregar? Nada más que la invitación, a todos a leer íntegramente, el mensaje que el Papa nos ha dirigido… bello e intenso para todos aquellos que hacen de la Palabra, el sentido de la propia vida.

Nosotras no tenemos nada más que una cosa para agregar:

«Querido papa Francisco, nosotras rezamos y rezaremos por ti. ¡Cuenta con ello! Todas nosotras te llevamos en nuestra oración y en especialmente lo hacen las hermanas ancianas y enfermas: ofrecen por ti y por la Iglesia, en cada instante, sus sufrimientos. Estamos contigo, querido Francisco, rostro transparente de una Iglesia en camino, rostro de la ternura gratuita de Dios; estamos contigo, listas a salir y actuar esa inflexión misionera que la Iglesia y el mundo esperan».

A todas y todos cita para mañana para nuestra última news. El Capítulo está ya casi al final y nos preparamos a dar gracias por todo.

Hasta pronto con nuevas y esperadas news #staytune #capitolo_ON #restiamoconnessi

Ariccia, 4 de octubre de 2019

 

* Discorso del Santo Padre Francesco ai Partecipanti al Capitolo Generale dell’Istituto Pia Società Figlie di San Paolo